Los Artrópodos del Bosque Tropical Lluvioso

Silvia Alvarado

De todos los animales estudiados por los investigadores en el mundo, los artrópodos han recibido menos atención.

Por eso, en 1992, tres taxónomos estadounidenses, Robert Colwell, Henry Hespenheide y John Longino, propusieron a la Fundación Nacional de Ciencia (en inglés National Science Fundation) realizar un proyecto de investigación que contara e identificara los artrópodos que viven en la Estación Biológica La Selva, localizada en Puerto Viejo de Sarapiquí.

El proyecto fue aprobado y así nació ALAS (siglas que identifican a los Artrópodos de la Selva). Para estudiar los artrópodos del bosque lluvioso de La Selva, el personal de ALAS recolecta muestras de estos animales y para eso probaron cuatro métodos:

  1. El primero, llamado trampa malaise: consiste en una estructura similar a una tienda de campaña de tela muy fina en la que los insectos son atrapados en una botella con alcohol cuando intentan escapar volando hacia arriba.
  2. El segundo sistema es la fumigación de las copas de los árboles del bosque: para lo cual se usan insecticidas biodegradables que no contaminan al ambiente.
  3. Una tercera forma de atrapar artrópodos es la toma de muestras del suelo: se colocan partes de hojarascas y suelo en un embudo y cuando los animales caminan sobre esta superficie, caen en una bolsita con alcohol.
  4. El cuarto método que se ha utilizado, denominado luces negras: consiste en atraer a los insectos nocturnos hacia una pantalla blanca iluminada por luces violetas. "Una vez recolectadas y conservadas en alcohol, las muestras colectadas son separadas para su estudio".

El proyecto concentra su estudio en cerca de diez grupos de artrópodos, entre ácaros, arañas e insectos. Aún así, hasta el momento ALAS ha contado más de 6400 especies. Las muestras de los animales que no forman parte de la investigación se guarda, en espera de poder estudiarlas en el futuro. Se estima que millones de especies de artrópodos aún no han sido identificadas por los científicos.

La información de dónde, cuándo y cómo se encontró cada animalito alimenta una base de datos especialmente diseñada para el proyecto.

El Dr. Colwell creó un programa de cómputo llamado Biota que permite incluir datos acerca de cualquier inventario biológico en una computadora.

Con Biota, cada animalito recibe un código de barras (como los utilizados en las cajas de los supermercados) que lo diferencia y registra fácilmente en la computadora.

Además de sus datos, en algunos casos se puede ver en el monitor de la computadora fotografías o videos de persos ángulos del artrópodo, así como los sonidos que emiten ciertos animales (como los grillos) que se graban en el bosque.

Luego las muestras se envían a especialistas en Costa Rica y Estados Unidos para su respectiva identificación.

En muchos casos, a pesar de que han vivido en el bosque durante miles de años, son nuevos para el ser humano y hay que asignarles un nombre, como si acabaran de nacer.

Los descubrimientos de ALAS están sentando las bases para nuevas investigaciones.

Los artrópodos realizan una importante labor en el bosque, por lo que pueden contribuir a que los científicos encuentren diferentes maneras de conservar los recursos naturales. También podrían resultar útiles para controlar plagas y crear medicinas nuevas.

Glosario:

Artrópodos: son todos los invertebrados con patas articuladas.

Invertebrados: son animales sin columna vertebral.

Taxónomos: son los especialistas dedicados a estudiar un grupo en especial, ya sea de plantas o de animales.

Ácaros: son un grupo que pertenece al mismo orden de las arañas, pero de tamaño mucho más pequeño.

Arañas: son artrópodos con ocho patas y el cuerpo pidido en dos partes.

Insectos: tienen tres pares de patas y el cuerpo pidido en tres partes.

Biodegradable: es la desintegración natural, no daña el ambiente.