Estructura de las Comunidades Coralinas
y Arrecifes de Costa Rica

Jorge Cortés Nuñez

Los arrecifes coralinos son estructuras tridimensionales construidas por los corales en aguas poco profundas en los mares tropicales donde el agua tiene pocos nutrientes y es limplia.

Los corales son animales sencillos parecidos a anémonas, pero con la diferencia de que secretan un esqueleto calcáreo. Los corales que forman los arrecifes son, en su gran mayoría, coloniales y contienen dentro de su tejido algas simbiontes. Estas algas, llamadas zooxantelas, llevan a cabo la fotosíntesis, suministrando al coral alimento y oxígeno, además ayudan en la calcificación (la formación del esqueleto). Las algas a su vez reciben del coral nutrientes y dióxido de carbono, además de protección del medio.

Los arrecifes coralinos son los ecosistemas marinos más diversos que existen. Se puede encontrar allí todo tipo de organismos, como también toda clase de interrelaciones entre organismos.

Se conocen más especies terrestres (en su mayoría son insectos o plantas con flores) que marinas. Pero en los océanos, encontramos todo tipo de plantas y animales; grupos enteros de organismos que no viven en ningún otro lado.

El proyecto: "Estructura de las comunidades coralinas y arrecifes de Costa Rica" financiado por el CONICIT tenía como objetivo explorar todas las costas e islas del país donde se desarrollan corales y se forman arrecifes coralinos, y determinar su estructura, o sea, cuáles especies están presentes, cómo se desarrollan y cómo construyen los arrecifes.

Costa Rica es un país privilegiado al poseer costas en los dos océanos más grandes del planeta, el Atlántico y Pacífico; y más aún, cuando nos damos cuenta que el mundo se divide en dos desde el punto de vista biogeográfico de los corales.

De un lado tenemos la provincia Caribe-Atlántica y del otro la Provincia Indo-Pacìfica. Los corales de nuestra costa Caribe son iguales a corales en Cuba, Bermudas y Barbados, mientras que los de la costa Pacífica son iguales a corales en Israel, India, Australia y Hawaii.

En la costa Caribe hay de norte a sur: bancos carbonatados, aún sin estudiar, frente al Area de Conservación Tortuguero; entre Moín y limón, incluyendo la Isla Uvita; en el Parque Nacional Cahuita; en Puerto Viejo, Punta Pirriplí, Punta Cocles y en el Refugio Nacional de Vida Silvestre Gandoca-Manzanillo.

En el Pacífico los arrecifes mejor desarrollados están en las islas del Caño y Coco, en Golfo Dulce y en el Golfo de Papagayo. Se encuentran comunidades coralinas y arrecifes más pequeños a lo largo de toda la costa excepto en el Golfo de Nicoya y frente a extensas playas arenosas, como esterillos.

La mayorìa de las comunidades coralinas y arrecifes se encuentran dentro de áreas protegidas lo que ha permitido su conservación. No así con los arrecifes y comunidades fuera de áreas protegidas; por ejemplo en Bahía Culebra se extraen los corales para su venta a turistas, esto ha resultado en la desaparición casi total de algunas especies y el daño de otras.

En algunas regiones los problemas de los arrecifes se deben a actividades fuera de los Parques o Reservas. Por ejemplo, el arrecife del Parque Nacional Cahuita se está degradando por los sedimentos que transporta el Río La Estrella.